Se utilizan electrodos de cristal que generan un gas con efectos desinflamatorios y estimulantes de los tejidos. Es el complemento esencial en toda higiene de la piel