Por medio de partículas de diamante y un sistema de vacío (succión) elimina las células muertas, impurezas, aumentando la permeabilidad, mejorando la textura y luminosidad de la piel.