Produce calentamiento a nivel de la dermis la que provoca un aumento de la circulación en la zona, formación de nuevo colágeno, mejorando la elasticidad de los tejidos aumentando la tensión de la piel.